miércoles, 1 de noviembre de 2017

50 aniversario de Onegin por el Stuttgart Ballet

50 años de Onegin. Alicia Amatriain y Friedermann Vogel.
Ballet de Stuttgart

Uno de los más hermosos ballets del siglo pasado acaba de celebrar su cincuenta aniversario. Onegin fue creado por John Cranko en el año 1965 pero la revisión efectuada en 1967 y estrenada el 27 de octubre de ese mismo año es la que se ha conservado hasta ahora, siendo el Onegin de referencia bailado por las mejores compañías del mundo que han conseguido los derechos para hacerlo.

Carolina Masjuan

Cranko descubrió por primera vez la novela en verso de Alexander Pushkin Eugene Onegin cuando coreografió las danzas para la ópera de Tchaikovsky del mismo nombre en 1952. Primero propuso el ballet al Royal Ballet en la década de 1960, pero fue rechazado y cuando se mudó a Stuttgart retomó el proyecto. El Ballet de Stuttgart estrenó Onegin en 1965 pero el 27 de octubre de 1967 se estrenó por la misma compañía, el ballet revisado por el propio Cranko y éste es el que se representa actualmente en todo el mundo. Se han cumplido pues 50 años este 27 de octubre y en Stuttgart la efeméride se celebra como merece.

Elisa Badenes y Daniel Camargo.
Stuttgart Ballet
Kurt-Heinz Stolze hizo los arreglos a la música de Tchaikovsky, que provenía principalmente de sus obras para piano en lugar de sus obras orquestales, para acompañar a los bailarines. Los roles principales originales fueron Marcia Haydée como Tatiana, Ray Barra como Onegin, Egon Madsen como Lenski y Ana Cardus como Olga.

El Ballet de Stuttgart, donde Cranko encontró el entorno idóneo para desarrollar su gran talento como creador, ha querido celebrar este aniversario poniendo en escena el ballet con la mejor Tatiana que hay actualmente, la maravillosa bailarina vasca Alicia Amatriaín acompañada en el rol principal por el elegante e imponente Friedemann Vogel como el arrogante protagonista. 

La musa de Cranko, para la que él creó el rol de Tatiana, Marcia Haydée, estuvo en escena en el papel de la nurse de las dos hermanas, la propia Tatiana y Olga, rol que interpretó otra española también principal en Stuttgart, la deliciosa Elisa Badenes.

Se trató, como nos confesó Alicia al día siguiente, cuando pudimos disfrutar de unas horas con ella, de una función muy especial para la compañía y también para ella misma. Onegin es «su» ballet, el primero que bailó como Principal y Tatiana es un rol muy exigente en todos los sentidos, técnico pero sobre todo interpretativo y para el que ella siempre se prepara de forma especial, desde que lo abordó siendo muy joven y con el que ha madurado a lo largo de años interpretándolo.

Martí Fernández Paixà, Jason Reilly,  Hyo-Jung Kang
Angelina Zuccarini. Stuttgart Ballet
El viernes, compartir escenario con Marcia, con todo lo que supone esta gran bailarina para este ballet, fue especialmente emocionante. Se celebraban asimismo los 80 años de Jürgen Rose, creador de la escenografía y del precioso vestuario y que también estaba presente entre el público saliendo a saludar al final de la función. Además, también este año el propio John Cranko, fallecido de un ataque cardíaco en un avión a los 46 años, hubiese cumplido 90 años.

Onegin es una obra maestra. Un ballet precioso de un coreógrafo que poco se puede ver por España. El Ballet de Munich nos lo trajo a Portaferrada hace unos años, pero un escenario al aire libre no es el idóneo para representarlo. Muchas de sus partes más emblemáticas debían sacrificarse y el ballet aún disfrutándose, ya que es una auténtica obra de arte, no lucía en todo su esplendor.

La coreografía incluye una amplia gama de estilos, con un espectacular trabajo del cuerpo de baile, magnífico en el primer acto, con esas diagonales con las chicas haciendo grands jetés sostenidas por los chicos. En los bailes con Olga y Lenski o en los bailes de salón del segundo acto cuando Onegin coquetea con Olga para desespero de Tatiana y sobre todo de Lenski, o los del gran baile del tercer acto con el maravilloso vestuario que al abrirse el telón y verles perfectamente colocados, velados por un telón transparente, uno diría que se trata de una pintura antes de que los bailarines cobren vida. Una maravilla.

Alicia Amatriain. Stuttgart Ballet

Empieza la función, Madame Larina, sus hijas, Olga y Tatiana y la niñera, cosen los vestidos de la fiesta de cumpleaños de Tatiana. Ella, ajena a todo, está inmersa en la lectura de un libro. Lenski, un joven poeta comprometido con Olga, llega con un amigo de San Petersburgo, Eugene Onegin, del que Tatiana se enamora inmediatamente puesto que parece tan diferente a todos los jóvenes campesinos que ella conoce, mientras que Onegin solo ve en ella a una chica ingenua y romántica.

Esa noche en su habitación, antes de acostarse, Tatiana le escribe una carta de amor apasionada y pide a su niñera que se la entregue. Tatiana sueña con Onegin y asistimos a uno de los más hermosos pasos a dos del ballet, el del falso espejo, donde Tatiana se refleja y por donde aparece el reflejo de Onegin para hacerse presente en su dormitorio de joven enamorada.

Cuerpo de baile en el primer acto. Stuttgart Ballet
En el acto segundo asistimos al cumpleaños de Tatiana. Ella sueña con Onegin y cuando le ve aparecer sentimos su emoción y su esperanza. Siempre pendiente de sus reacciones, a la espera de que él se digne dedicarle su atención. Pero Onegin permanece distante, está molesto por la carta de Tatiana, quiere devolvérsela pero Tatiana no la acepta hasta que viendo su desdén, rompe a llorar desconsolada Onegin aprovecha la ocasión para retirar las manos de su rostro y romper la carta entregándosela hecha añicos.

Llega el Príncipe Gremin, un pariente lejano de Tatiana que está enamorado de ella y Madame Larina, la madre, anima a Tatiana a bailar con él. Entonces Onegin decide provocar a Lenski bailando con Olga, quien seductora y coqueta le sigue el juego para desespero de su prometido. Lenski cada vez más desolado y a la vez furioso por el comportamiento de Olga y Onegin, desafía a éste a un duelo.

Tatiana y Olga intentan razonar con Lenski, pero él insiste en que el duelo debe continuar. Onegin mata a su amigo.

Alicia Amatriain, Friedemann Vogel. Stuttgart Ballet
En el acto tercero, ya en San Petesburgo, Tatiana se ha casado con Gremin y Onegin regresa a la ciudad después de viajar por el mundo. Se presenta en el palacio del Príncipe y se sorprende cuando reconoce a la bella princesa Tatiana como la campesina que una vez rechazó. Se enamora de ella y le manda una carta.

Tatiana ha recibido la misiva, su marido debe partir pero ella no quiere dejarle marchar, tiene la carta en su tocador y teme quedarse sola. 

Efectivamente Onegin aparece y le declara su amor, pero el amor de Onegin ha llegado demasiado tarde. Después de otro paso a dos sublime, Tatiana rompe su carta y le ordena que la deje para siempre.

Teníamos muchas ganas de volver a Stuttgart. Desde que para las Galas Ibstage de Julio en el Liceu, entrevistamos a Alicia Amatriain y a Martí Fernández Paixà, nos prometimos organizarnos para una visita en la que les pudiésemos admirar en algún ballet completo con su compañía. Y la oportunidad se presentó inmejorable con ocasión de esta representación de cincuentenario que la compañía tanto celebraba.

La noche del viernes, la de la celebración propiamente dicha, fue una noche gloriosa, con Alicia como Tatiana y Elisa como Olga, acompañada por David Moore como Lenski.

Los pasos a dos de Cranko son de una belleza sobrecogedora, en el primer acto, en la escena del sueño, la forma en que Alicia/Tatiana se abandona a Onegin con unas recepciones ágiles y delicadas, unos portés espectaculares, la ligereza y la emoción que trascienden de Alicia, sabiamente arropada por Friedemann, nos emocionan profundamente. 

Martí Fernández Paixà. Stuttgart Ballet

Vivimos luego en la fiesta su indecisión, su ingenuidad, su esperanza de que Onegin se dirija a ella y le haga caso. Le ha mandado la carta, le ha abierto su corazón….. Sufrimos con ella al observar el absoluto desdén del aristócrata. Éste aparece arrogante frente al público tras el telón, en algún cambio de escena. Su presencia severa mirando altanero a la audiencia nos lo hace aborrecible aunque no exento de atractivo.

Y de nuevo, en el paso a dos final, el que Alicia nos ha bailado en alguna rara gala por España a la que hemos tenido oportunidad de asistir, nos emociona hasta las lágrimas cuando sobreponiéndose a su deseo, consigue apartar a Onegin y pagarle con su misma moneda, rechazándole muy a pesar suyo, en un acto de fidelidad a su actual situación de mujer casada. El gesto absolutamente despiadado con el que le despide, de espaldas a él, con su brazo extendido, en ademán de ¡vete! revela el absoluto sacrificio que Tatiana debe hacer.

Elisa Badenes y Daniel Camargo. Stuttgart Ballet
Elisa por su parte aborda el rol de Olga de una forma encantadora. Bonita, pizpireta y seductora, enamorada, feliz, solo pretende divertirse y si Onegin la tienta jugando a las cartas o poniendo celoso a Lenski bailando con él ¡qué más da! Su baile es fresco, su juego convincente, nos seduce y nos preocupa a la vez por su inconsciencia. Una magnífica bailarina, otra gran baza española para la compañía.

Qué magnífica coreografía, cuan grande es Cranko inventando pasos a dos para que más allá de una técnica precisa y de unos complicados portés, cualquiera pueda sentir la pasión, la fuerza de voluntad, el gran pesar que supone tomar una decisión contraria al dictado del corazón. Siempre, claro está, que los bailarines consigan abordar los personajes de la forma adecuada. Y francamente no podemos pensar en una Tatiana mejor que Alicia con un no menos convincente Friedemann.

La noche del sábado por su parte nos ofreció el inmenso placer de asistir al debut de Martí como Lenski. El joven Martí es Solista en la compañía pero está subiendo rápidamente los escalafones y en esta ocasión se estrenaba en este rol mayor. Martí fue un Lenski absolutamente encantador mientras es feliz junto a Olga, papel interpretado el sábado por la también solista, Angelina Zuccarini. Martí, con su baile elegante y firme, su semblante risueño y su técnica impecable, ya sea en los solos como en los pasos a dos junto a Angelina, atraparon rápidamente a la audiencia.

Cuando siente la traición de Onegin, y Olga le sigue el juego, sufrimos con él en sus arranques de celos y en su absoluta desolación e indignación que le llevan al enfrentamiento con su rival que acabará de forma tan trágica. Su físico impresionante y su forma de abordar el rol, impide que desvíes un momento la atención de su persona y hace que vivas con él cada uno de los sentimientos por los que va pasando y que trascienden de forma tan magnífica.

Martí Fernández Paixà. Stuttgart Ballet
En el hermoso paso a tres entre Olga, Tatiana y Lenski, de la escena del final del baile, cuando Lenski ya se ha enfrentado a Onegin y que se repetirá antes del duelo para conseguir que abandone su deseo de batirse, nos conmueve profundamente, pero lo que más impacta del final del segundo acto es ese solo, antes de enfrentarse a la muerte, en el que Martí está inmenso. ¡Un gran bravo para él!

Hyo-Jung Kang como Tatiana, Jason Reilly -que había sido Gemin la noche anterior- como Onegin y Roman Novitzky como Gremin, completaron el elenco del sábado y la Staatsorchester Stuttgart dirigida por James Tuggle acompañó ambas noches a los bailarines.

Han sido dos funciones impresionantes que nunca podremos olvidar. Un cincuentenario que el todo Stuttgart ha vivido con gran emoción. Se percibía en el ambiente, en el teatro con lleno total cada una de las noches, que se trataba de algo muy especial. 

La presencia de algunos de los creadores del ballet en escena, la emoción de los bailarines, el cuidado programa, todo respiraba tradición, emoción y belleza, un gran cariño por su compañía, por su legado y por sus bailarines.


La amabilidad de Alicia, Elisa y Martí, así como del servicio de prensa y el hecho añadido de poder conocer a otro bailarín catalán residente en Stuttgart, David Rodríguez, junto a un compañero suyo en la Gauthier Dance, el australiano Luke Prunty, encantadores ambos, hacen que ya deseemos volver. Para disfrutar de otro ballet de Cranko con nuestros tres bailarines preferidos de la compañía y para conocer el trabajo, interesantísimo según palabras de Alicia, de la Gauthier.

Alicia Amatriain, Friedemann Vogel, Marcia Haydée, Jürgen Rose,
James Tuggle, tras acabar la función. Stuttgart Ballet

¡Muchas gracias a todos por esa maravillosa estancia en Stuttgart! Destacar que las dos grandes empresas automovilísticas de Stuttgart patrocinan las compañías de ballet. Si Porche es mecenas del Ballet de Stuttgart, Mercedes lo es de la Gauthier Dance. ¿Para cuando una buena ley de mecenazgo aquí?

domingo, 22 de octubre de 2017

Terrassa: Introdans homenajea a Hans van Manen


Introdans - In and Out. Foto: Josep Guindo

Una vez más Terrassa sorprende a los amantes de la danza catalanes con una propuesta de altísimo nivel. La compañía Introdans, una de las tres más importantes junto con el HET National Ballet y el Netherlans Dance Theater, de las fértiles tierras Holandesas, trae a la localidad egarense tres piezas de uno de los mejores coreógrafos contemporáneos: Hans Van Manen.

Carolina Masjuan

Van Manen es sin duda el gran coreógrafo de Holanda y uno de los más importantes del mundo. Desde hace muchos años Introdans tiene una estrecha relación con él y desde 1995 incluye en su repertorio más de una veintena de coreografías suyas. Introdans homenajea al coreógrafo, que ha cumplido 85 años este mes de julio, presentando tres de sus más relevantes coreografías: Polish Pieces, In and Out y Black Cake.

Introdans - Polish Pieces. Foto: Josep Guindo
Hans van Manen comenzó su carrera en 1951 como miembro del Recital Ballet de Sonia Gaskell. En 1952 se unió al Nederlandse Opera Ballet (actualmente HET National Ballet), donde creó su primer ballet, Feestgericht (1957). Más tarde se unió a la compañía de Roland Petit en París. Comenzó a trabajar con el Nederlands Dans Theater (NDT) en La Haya en 1960, primero como bailarín (hasta 1963), luego como coreógrafo y más tarde como Artistic Director (1961-1971). 

Durante los siguientes dos años trabajó como coreógrafo independiente antes de volver al Het Nationale Ballet en Amsterdam en 1973. Desde 1988 hasta 2003, Hans van Manen fue coreógrafo residente de NDT y en 2003 se unió al HET National Ballet como coreógrafo residente.

Su obra cuenta con más de 120 ballets, cada uno con su firma inconfundible. La claridad en la estructura y una refinada simplicidad son los elementos de su trabajo que le han valido el sobrenombre del "Mondriaan de la danza". El vestuario de muchos de sus ballets también ayuda en esta definición que tan bien le describe. 

Introdans - In and Out. Foto: Josep Guindo
Ha creado más de cuarenta ballets como De maan in de trapéese, Sinfonía en tres movimientos, Dualis Squares o Trois Gnossiennes, preciosa pieza con música de Erik Satie que vimos en Sant Cugat por el HET Junior. Es además, un aclamado fotógrafo que ha expuesto su trabajo en el mundo.

Polish Pieces (1995) abrió la función. Con música del compositor polaco Mikołaj Górecki, se trata de un trabajo coral que incluye dos magníficos pasos a dos. Los bailarines visten maillots de vivos colores que realzan sus atléticos cuerpos. La compañía está formada por bailarines de físicos diversos pero todos integrando perfectamente el estilo del coreógrafo. 

Aunque la pieza cuenta ya con más de veinte años, luce moderna y característica de un estilo muy definido, cuerpos algo rígidos, con mucha importancia del trabajo de brazos, giros muy rápidos, todo el movimiento y su inter-actuación entre ellos muy coordinado. Una pieza muy atractiva que el público disfrutó.

Introdans - Black Cake - Foto: Josep Guindo
Siguió In and Out (1983). Tres cajones negros situados en el fondo del escenario albergan a los bailarines. Les sirven de refugio, entran y salen, se intercambian en ellos permitiendo juegos de luces muy atractivos cuando el fondo permanece en penumbra y al acercarse al frente de la escena la luz cae sobre sobre los bailarines. Empieza sin música con la voz de Laurie Anderson diciendo "I was looking for you", luego Nina Haagen toma el relevo pasando a una danza brillante acorde con la música. 

Las chicas en puntas, hermosos trabajos de grupo con pasos a dos incorporados entre todo el elenco. Acaba con los bailarines hablando en español.

Y para finalizar Black Cake (1989). La fiesta, parejas en negro, ellos con atuendo transparente, ellas con trajes de noche, espalda al aire, zapatos de tacón. Bailan en parejas a la música de Tchaikovsky, Janáček, Stravinsky y Mascagni, para acabar con la Meditación de Thaïs de Massenet, cuando al final de la fiesta ya todos andan algo borrachos y están copa de cava en mano, saludando al público y pidiendo más. 

Introdans - Polish Pieces - Foto: Josep Guindo

De los pasos a dos que contine la pieza, uno de ellos fue conocido nuestro por haberlo incluido en una Gala Ibstage, bailado por Juanjo Arqué y Larissa Lezhnina, ambos ex bailarines del HET y ambos asociados al Ballet de Catalunya que acaba de ponerse en marcha y que tiene sede precisamente en este Centre Cultural de Terrassa. Juanjo es coreógrafo invitado y Larissa co-directora artística junto con Elías García. Un placer haber podido ver la pieza completa y volver a disfrutar de esta pequeña perla que es este paso a dos.

Introdans - Black Cake - Foto: Josep Guindo
Antes de empezar la segunda parte tuvimos el placer de ver el homenaje que la compañía dedicó al coreógrafo con motivo de su 85 cumpleaños. Los inicios de Hans como bailarín, jovencísimo, sus primeras coreografías y ya en época más actual, en los ensayos y repeticiones con los bailarines para acabar soplando las velas del pastel. Una delicia que el público celebró encantado.

La función dio el disparo de salida en otoño de la 34ª Temporada BBVA de Danza, que contará también con el Russian State Ballet (25 de noviembre) y se clausurará con una Gala de Estrellas y Solistas de la Ópera de París (16 de diciembre) cuyas entradas ya están agotadas, como también agotó el espectáculo de ayer. Una sabia programación y un público fiel, formado a base de años de muy buenas propuestas de danza.

Fuera de Temporada, el mismo Centre Cultural de Terrassa acoge la Gala de Presentación del Ballet de Catalunya (domingo 19 de Noviembre). ¡No se lo pierdan! 

Introdans - Black Cake - Foto: Josep Guindo


INTRODANS

Ficha artística

Polish Pieces

Coreografia: Hans van Manen. Assistent coreògraf: Mea Venema. Música: Henryk Mikołaj Górecki, Concert for orchestra and piano, Allegro Molto and Three Pieces in Old Style, part 2, Amadeus Chamber Orchestra led by Agnieska Duczmal, piano Anna Gorecka. Disseny de vestuari: Keso Dekker. Vestuari: Nelly van de Velden. Disseny d'il·luminació:Joop Caboort. Ballet Master: Iris Reyes. Durada: 21 minuts. Estrena:23 de febrer de 1995, Nederlands Dans Theater, La Haia. Estrenada per Introdans el 20 de setembre del 2003 (part), 26 de desembre de 2012 (versió completa) a Arnhem.

In and Out

Coreografia: Hans van Manen. Assistent coreògraf: Mea Venema. Música Laurie Anderson, Walking and Falling, Let X=X, It Tango; Nina Hagen, Der Spinner, Fisch im Wasser, Naturträne. Escenografia i disseny de vestuari: Keso Dekker. Vestuari: Nelly van de Velden. Decoració: Johan Wassink Decoratelier. Disseny d'il·luminació: Jan Hofstra. Ballet Master: Iris Reyes. Durada: 19 minuts. Estrena: 3 de juny de 1983, Het Nationale Ballet, Amsterdam. Estrenada per Introdans l' 11 de novembre del 2000 a Arnhem.

Black Cake

Coreografia: Hans van Manen. Assistent coreògraf:  Mea Venema. Música  P.I. Tchaikowsky, third part Symphonie no. 6 Pathétique in b-minor, Opus 74, Oslo Philharmonic Orchestra led by Maris Jansons; Leos Janáček, Adagio from Suite for Strings, Suk Chamber Orchestra led by J. Vlach; Igor Stravinsky, Scherzo à la russe by London Philharmonic Orchestra, led by Michael Tilson Thomas; Pietro Mascagni, Intermezzo from opera L’Amico Fritz and Jules Massenet, Méditation from opera Thaïs, Berliner Philharmoniker led by Herbert von Karajan stage and costume design Keso Dekker. Vestuari: Nelly van de Velden, Jeanine Pieterse, stage special thanks to Het Nationale Ballet. Disseny d'il·luminació: Joop Caboort, instudering Brigitte Martin, Larisa Lezhnina. Ballet Master: Iris Reyes. Durada: 30 minuts. Estrena: 20 d'abril de 1989, Nederlands Dans Theater, La Haia. Estrenada per Introdans el 20 de setembre del 2003 (pas de dos), el 21 de gener del 2017 (versió completa) a Arnhem.





domingo, 15 de octubre de 2017

Ballet de Catalunya (BNC)

Lorenzo Misuri y Mathilda Marlin.
Foto: Josep Guindo

Son tiempos muy, muy, complicados en Cataluña. No vamos a hablar de política aquí, evidentemente, pero también evidentemente tenemos que reconocer que la política condiciona muchas cosas y debemos tener presente que el momento no es el más propicio para poner en marcha una compañía de ballet pero aun así, desde el Ballet de Catalunya se está pretendiendo seguir el camino previsto. Nosotros les admiramos y les respaldamos en todo aquello que sea posible ya que hoy, más que nunca, necesitamos del arte y la cultura para nuestro espíritu maltrecho.

Carolina Masjuan

En nuestra entrada sobre la Creacióndel Ballet de Catalunya informábamos de las líneas maestras del proyecto. Ahora, unos meses después de haberse anunciado su creación, disponemos de más información que queremos compartir.

Rebecca Storani. Foto: Josep Guindo
Como explicamos, el proyecto incluye una compañía de danza clásica y contemporánea, el Ballet de Cataluña, con el objetivo de retener el talento surgido de nuestras escuelas, a la vez que ser un centro de atracción de grandes bailarines procedentes de cualquier lugar, y de dotarla de la versatilidad y vanguardismo que implica incorporar las últimas corrientes en esta disciplina artística y explotarla a su máximo nivel y amplitud, abarcando todas las artes escénicas en general.

Un centro de formación profesional: la Academia del Ballet de Catalunya centrada en la enseñanza de la danza para toda la sociedad y en concentrar la cantera de nuestro país, con el fin de ofrecerle una plataforma educativa de primer nivel.

Y como principal y último gran reto de estas dos instituciones se pretende realizar una profunda labor dirigida a la creación y formación de público de danza y de las artes escénicas, con el fin de lograr que no sólo sea consumidor sino también conocedor, crítico y educado para con esta disciplina.

Las audiciones realizadas en agosto contaron con una afluencia masiva de bailarines profesionales integrantes ya de buenas compañías internacionales, pero atraídos por un proyecto nuevo y muy interesante dado el nivel de la dirección y las garantías en cuanto a calidad que ofrece. En Agosto los inscritos fueron 320, de los cuales al final unos 170 vinieron a audicionar. Con la última convocatoria, que tuvo lugar el pasado sábado 30 de setiembre, se completará el número de bailarines previsto inicialmente 20 titulares y 10 trainees (entran en el curso de formación con beca pero ya actúan en la compañía).

Júlia Roca. Foto: Josep Guindo
Pudimos asistir a estas últimas audiciones que se celebraron en el Centre Cultural de Terrassa, donde de momento se instalará la compañía y donde hará su presentación oficial en una Gala a celebrar el 19 de Noviembre, una “Opening Gala” cuyas entradas ya están a la venta.

Jóvenes bailarines llegados de distintos países de Europa, tomaron clase con Elías García y tras una primera criba, presentaron una variación. El jurado estaba formado por Leo Sorribes, Elías García, Larissa Lehznina, Gloria Gella y Ángeles Lacalle.

Los elegidos acabarían de conformar el elenco de la compañía, en la que ya nos avanzaron que además de Alexandra Urcía y Rosanna Morelli, bailarina italiana formada con Elías García, que están en el programa trainée y que actuaron en la Gala Ibstage de Julio, se contará con Rebecca Storani y Júlia Roca, ambas provenientes de la Companhia Nacional do Bailado de Portugal. También María Luisa Castillo Yoshida, participante en Ibstage y que actualmente formaba parte del elenco del Royal Ballet, ha decidido integrar el ballet de Cataluña. Hay muchos bailarines italianos: Lorenzo Misuri, Alessandro Burini, Mathilda Marlin, japoneses: Madoka Sasaki, Yukari Mizu, Miho Okamura, franceses Lucien Veccierelli y alemanes, ucranianos así como de Madrid y Valencia. El resto de bailarines seleccionados y que han decidido arriesgarse en esta aventura será comunicado en breve.

Y decimos arriesgarse porque tras la audición, Leo Sorribes fue claro, transparente y sincero: de momento la compañía se da seis meses de plazo, hasta que se pueda confirmar que tiene suficientes recursos y apoyos para seguir adelante.

Madoka Sasaki. Foto: Josep Guindo
Disponen de algunos sponsors privados, hay una campaña de crowdfunding en marcha donde cualquier donación, por pequeña que sea, es bienvenida. Hay que hacer difusión ya que esto puede ayudar y mucho. La Generalitat también se había comprometido en subvencionar, el interés sigue vivo y es importante, pero de momento aún no se ha acabado de concretar.

Están a la espera de pequeñas ayudas o de una ayuda generosa que pueda contribuir a asumir los gastos de manutención de los bailarines, que se están alojando en apartamentos y habitaciones de Terrassa. Muchos vecinos han puesto a disposición habitaciones en sus casas para alojarles. Toda una odisea que la ciudad se toma con ilusión y muchas ganas de que el proyecto siga adelante.

Sansha financia el vestuario y toda la producción del Cascanueces que podremos ver en diciembre, la firma establece la central de Marketing en Barcelona y piensan utilizar la compañía y la imagen de los bailarines para poder vender aquí y fuera, retro-alimentándose mutuamente. También se está en contacto con Gaynor Minden que regalarían puntas a las bailarinas así como alguna otra aportación y Harlequín también está interesado en colaborar.

Con Fundació Banc Sabadell también se trabajará el tema de la financiación y de becas a los bailarines, así como ayudas a la actividad.

La Sala de Actos del Centro Cultural de Terrassa es donde de momento está afincada la compañía aunque está previsto hacer unos espacios específicos para ellos. Y con el ayuntamiento se ha creado un grupo de trabajo para cubrir las necesidades de espacios, difundir la compañía y contribuir a su proyección, que significará asimismo una excelente carta de presentación de la ciudad de Terrassa, una ciudad muy abierta y entusiasta de la cultura en general y de la danza en particular, no en balde cuenta con la temporada de danza más antigua del Estado español y es una referencia por la calidad de compañías y artistas que han pisado el escenario de su Centro Cultural.

Lorenzo Misuri y Mathilda Marlin. Foto: Josep Guindo

Muchas ganas de verles ya en escena en esta Gala de presentación, cuyo programa ya están trabajando y que contará con coreografías de Elías García y algún otro coreógrafo del que aún no se ha desvelado el nombre. 



sábado, 14 de octubre de 2017

Alba Nadal galardonada con el premio Uddeling 2017

Alba Nadal y Alexander Bozinoff en la Gala Ibstage.
Foto Josep Guindo

El pasado día 10 de Octubre por la tarde, Alba Nadal, la bailarina catalana, única española en el Royal Danish Ballet, recibió el prestigioso premio Uddeling 2017 que otorga la Fundación privada Albert Gaubiers og Poul Waldorffs Fond.

Carolina Masjuan

Esta Fundación solo se  dedica a favorecer el arte, promocionando y reconociendo a personalidades en este ámbito y para esta edición han elegido en ballet, entre otros artistas de esta disciplina, a Alba. En Barcelona la pudimos ver recientemente en las Galas de clausura de Ibstage 2017 en el Teatre Grec.

Foto de todos los premiados tras la entrega de premios (*)
Albert Gaubier fue un bailarín polaco, homosexual y judío que vivió muchos años en Dinamarca donde fue muy bien recibido. Consiguió amasar una pequeña fortuna con la que decidió crear una fundación artística promotora de la danza.

El Uddeling es un premio económico importante otorgado por la Albert Gaubiers og Poul Waldorffs Fond, que está dotado con 30.000 coronas danesas para viajes y promoción o creación de proyectos de crecimiento artístico e incentivos para promocionar la danza en el futuro.

En total hubo nueve entregas de becas a diferentes artistas de diversas compañías de Dinamarca. En el marco del Royal Danish Ballet fueron tres en total los bailarines premiados. Además de Alba, el bailarín solista Alexander Bozinoff (precisamente partner de Alba en las Galas Ibstage) y la bailarina danesa Stephanie Chen, también bailarina del cuerpo de baile.

En el caso de Alba, el premio ha sido por su carrera profesional. Alba lleva en Dinamarca más de trece años y es muy querida y conocida entre el público danés, pues ha sabido integrar su carácter mediterráneo dentro de la cultura danesa. 

Alba Nadal y Tobias Pretorius en 25'52" de Kylian
Foto: Henrik Stenberg 
Esta capacidad de integración y su fidelidad a la principal compañía danesa de ballet y una de las mejores del mundo, la han hecho merecedora según la organización, de tan alto reconocimiento.

En la Ceremonia de entrega de premios de la Balletmester Albert Gaubiers og Poul Waldorffs Fond, Uddeling 2017, en la que estuvieron presentes los miembros del consejo de administración de la Fundación, Thomas Lund, Director de la Escuela de Ballet del Kongelige Theater de Copenhague y Anne Middelboe Christensen, crítica de ballet en Dagbladet Information, se reconoció a Alba con las siguientes palabras :

Cuando Alba Nadal entra en escena, atrapa la mirada de todos. Nació en España, pero felizmente terminó en Dinamarca. No puede negarse que Alba posee una belleza innata, pero, sobre todo, lo que destaca de esta hermosa bailarina, es su capacidad de contar historias con su danza. Incluso los ballets abstractos transmiten emociones cuando es Alba Nadal, quien los baila. Una clara muestra de esto que contamos, es lo que sentimos por ejemplo cuando bailó con Stefanos Bizas A Naked Feeling en el Teatro de danza danés en Politigården el verano pasado. ¡Muchas gracias y Buena suerte, Alba!”

(*)  Morten Eggert, karakterdanser, Den Kongelige Ballet
Jannik Elkjær, bailarín modern/ contemporary y coreógrafo, Don Gnu
David Price, bailarín modern en Black Box Dance Company
Kristoffer Louis Andrup, bailarín modern y coreógrafo, Don Gnu
Maria Savery, pedagoga de danza, Savery Academy
Stephanie Chen, cuerpo de baile, Den Kongelige Ballet
Josephine Raahauge, Breakdancer, free lancer
Alba Nadal, cuerpo de baile, Den Kongelige Ballet
Alexander Bozinoff, solista del Den Kongelige Ballet
Victòria Cooper, bailarina del Pantomimeteatret (representada por Per Lundsgaard)


viernes, 8 de septiembre de 2017

Ibstage 2017 – Lluvia de estrellas en el Teatre Grec de Barcelona

Evgenia Obraztsova y Semyon Chudin. En La Fille du Pharaone
Foto: Josep Guindo

Después de la impresionante Gala deJuliollegó el momento de los cursos Ibstage y de las Galas con los alumnos que los han seguido, acompañados por algunos de los mejores bailarines del momento. En esta edición, las funciones se celebraron en el entorno mágico de la montaña de Monjuic. El Teatre Grec se visitó de gala y se vivieron allí dos noches de gran ballet, de ilusión y de emoción.

Carolina Masjuan

Las tres últimas semanas de Agosto el Institut del Teatre se ha llenado de nuevo de cientos de jóvenes talentosos de más de veinte nacionalidades, que hacen de la danza su pasión y a ella dedican horas y horas cada día para conseguir ser los mejores bailarines que puedan llegar ser y transmitir su arte y pasión al público.   

Kyono Chantal y Jan Spunda en La Bella Durmiente.
Foto: Josep Guindo
En estas tres semanas con Ibstage, aprovechan la oportunidad única de aprender con algunos de los mejores maestros, para acabar compartiendo escenario con algunos de los mejores bailarines del momento. Jóvenes que ya están integrando las formaciones "junior" de prestigiosas compañías, tales como el ABTII o el Ballet de Munich, acuden también a Ibstage ya que consideran que es el mejor curso de verano para ampliar su conocimiento de estilos y trabajar con un amplio elenco de profesores.

Pero Ibstage va más allá de la formación de bailarines, también el público merece su atención y si siempre ha ofrecido la oportunidad de asistir a clases y a ensayos, han organizado además en esta ocasión, clases de iniciación para quienes deseen experimentar algunos de los ejercicios del día a día de un bailarín, charlas didácticas para entender mejor lo que van a ver en el escenario durante las Galas o cursos de fotografía impartidos por profesionales del oficio (lista completa de actividades aquí)  y todo de forma gratuita.

Entre los asistentes a algunas de las actividades, cabe destacar la presencia cada año, de Mª Mercedes Ribera, profesional de la danza en Barcelona donde mantiene la escuela que fundara en Girona en 1952 y que poco más tarde abriera también en Barcelona. La Sra. Ribera que en la actualidad cuenta con ciento dos años, tampoco se perdió las Galas. ¡Bravo por ella y bravo por Ibstage por acercarla a los bailarines como un gran ejemplo de dedicación al arte de danza!


Alumnos de Ibstage en La Bella Durmiente en el Teatre Grec
de Barcelona. Foto: Josep Guindo

Permítanme un pequeño inciso personal. Este año he podido disfrutar de Ibstage con toda la familia puesto que un cambio de último momento les ha mantenido en Barcelona durante estas fechas ¡qué gran placer compartir tu afición con quienes más quieres! Mi nuera, ex alumna de la propia Mercedes Ribera, constató emocionada que su tan longeva profesora seguía con gran interés Ibstage. Nuestro Instagramer ha podido admirar la maravillosa plástica del ballet, olvidada desde hacía años, para sacar unas instantáneas preciosas, aprendiendo además de Sila Avvakum, fotógrafa oficial del Teatro Mariinsky y que, junto a Josep Guindo, es fotógrafa oficial también de Ibstage. Las tres niñas han disfrutado muchísimo viendo los ensayos y asistiendo a las Galas, hasta el punto de que la pequeña de cinco años, tras las tres horas de ensayos, al llegar a casa quiso cenar viendo un ballet.  Crean nuevo público sí y público entusiasta.

Alba Nadal y Alexander Bozinoff en Lost en Slow
Foto: Josep Guindo
En esta ocasión el ballet elegido para trabajar y luego mostrarlo en escena ha sido La Bella Durmiente. Muchos de los alumnos repiten año tras año, muchos jóvenes de las buenas escuelas que hay en Barcelona pero también jóvenes americanos, italianos, japoneses a quienes ya empezamos a reconocer los numerosos asiduos a Ibstage. Así pues, tras La Bayadère, El Corsario o Paquita, añadimos la Bella al « repertorio » Ibstage.

Es una delicia ver cómo Xiomara Reyes y Elías García (conozcan al equipo Ibstage al completo aquí) adaptan distintas variaciones del ballet, manteniendo la base de la coreografía pero consiguiendo que distintos grupos de alumnos participen en ella. Las variaciones de las Hadas, el Pájaro Azul, la Princesa Florina, las Piezas Preciosas, el Adagio de la Rosa… son una delicia de gracia, elegancia y buen hacer por parte de los alumnos. Exquisitas ellas, varoniles y fuertes ellos, con seguros portés que una observa maravillada en las Galas cuando en los ensayos de apenas una semana antes, quedaba aún tanto por hacer. 

Kenya Ovsyanick y Brooklyn Mack en Raymonda.
Foto: Josep Guindo
Y no sólo la técnica, los pasos, sino que en Ibstage se da una importancia enorme también a la parte artística de la interpretación, Leo Sorribes, director del programa así lo manifestó en una entrevista en televisión, « buscamos al artista dentro de cada bailarín, trabajamos para que salga de dentro » Xiomara por su parte pide a las chicas que transmitan el sentimiento de Aurora, o de las hadas, o del personaje en cuestión en cada acto: "¡sonreíd, por favor, estáis contentas, es la fiesta del cumpleaños!"

Y el Grand Pas, muy bien bailado por Kyono Chantal y Jan Spunda, ganadores del OWPD (On stage With Principal Dancer) junior en la edición 2016, con la participación en las codas de alumnos del programa. Una delicia. Hay que destacar que en la noche del viernes, las condiciones del escenario, debido a la inoportuna lluvia que afortunadamente solo nos acompañó en el entreacto, pero que obligó a retrasar la función y humedeció el linóleo, no eran las mejores y hubo algún pequeño percance en la ejecución que ambos jóvenes solventaron con mucha profesionalidad. La noche del sábado, sin ningún contratiempo añadido, su intervención fue una auténtica delicia.


Alba Nadal y Alexander Bozinoff en El Festival de las Flores de Genzano.
Foto: Josep Guindo

Gloria Benaglia, ganadora del OWPD de la edición anterior y que debía bailar con Kimin Kim, a pesar de estar inscrita al final no pudo hacerlo debido a una lesión.

Pero vayamos a esas Galas que tanto esperamos siempre los balletómanos catalanes, de distintos puntos de España fuera de Cataluña e incluso de todo el mundo, ya que se retransmiten en directo y de forma gratuita para que se puedan disfrutar se esté donde se esté. Y los balletómanos las disfrutan ¡vaya que sí! Amigos japoneses las comentan, americanos, nórdicos,... y en Francia los foros más famosos, grandes conocedores sus participantes de la calidad de  los bailarines invitados por Ibstage y asombrados de que algo así pueda tener lugar en Barcelona, donde durante tantos años se ha prescindido del ballet, las comentan entusiasmados. 


Rebecca Storani e Igor Tsvirko en
Flammes de Paris. Foto: Sila Avvakum
Hay que reconocer otro gran mérito a la organización, el haber conseguido por parte del Balanchine Trust los derechos de retransmisión de Stars & Stripes, al igual que en la última Gala los obtuvieran para Tchaickovsky Pdd.

Este año la bailarina catalana invitada ha sido Alba Nadal, bailarina desde hace trece años en el Royal Danish Ballet, donde ha desarrollado toda su carrera. Alba es la única bailarina española en el reino de Bournonville que ha desarrollado allí toda su carrera (antes sólo Arantxa Argüelles estuvo una temporada con la compañía). Siendo Bournonville el coreógrafo de referencia danés, el Royal Danish Ballet conserva su legado como un tesoro. Un estilo muy definido que Alba ya en su época de formación en la Royal Ballet School, había hecho suyo y que le sirvió para integrar la compañía danesa nada más acabar su formación.

Evidentemente para una de las Galas, la del sábado, Alba, junto con su partenaire Akexander Bozinoff, bailarín solista de la compañía, bailó un paso a dos de Bournonville, el del Festival de las Flores de Genzano. El trabajo de piernas con esa petite batterie, ese movimiento específico del torso, los port de bras más redondeados, puro estilo danés. Un delicioso ballet, muy representativo Bournonville, que ambos defendieron con solvencia y que degustamos con gran placer. 

Para la primera noche, el paso a dos de Lost in Slow que Jorma Elo creara para Alba en 2008 y que la bailarina estrenó en el Metropolitan Opera House de New York, fue la pieza elegida como carta de presentación ante el público barcelonés y de la localidad de Sant Fruitós del Bages, de donde Alba es oriunda y que acudió numeroso a descubrir el talento de su admirada bailarina. 


Tiler Peck y Gonzalo García en Stars & Stripes. Foto: Josep Guindo

¡Gracias Ibstage por acercarnos a nuestros artistas y darles a ellos a la oportunidad de bailar en casa! Alba estaba maravillada de que gracias a  Ibstage, se hiciera una amplia cobertura de su participación en los medios. Periódicos y televisión, todos querían entrevistarla, por fin nuestros artistas empiezan a ser conocidos en su tierra. Jorma Elo es por cierto uno de los coreógrafos invitados para el futuro Ballet de Catalunya que el equipo Ibstage está poniendo en marcha.

Teo Dubreuil y David Donnelly en Within the Golden Hour
Foto: Josep Guindo
Las intervenciones de Alba y Alexander siguieron a la habitual apertura de las funciones, el Defilé que Elías García creara con ocasión del primer Ibstage y que ya es marca de la casa. Cuando al son de los primeros acordes de la famosa música de Anatoli Liadov empieza a aparecer todo el elenco de jóvenes alumnos, siempre alrededor de la centena, el vello se eriza, los ojos se humedecen y nos embarga una profunda emoción ¡es tan bello! y es que no solo se trata de un excelente trabajo, que también, se trata de ilusión, de ganas, de esperanza, de satisfacción, de sentir y de dar. Se trata de jóvenes trabajadores y entusiastas, convencidos de que la danza será su vida y deseosos ya de pisar un escenario y de regalarnos su arte.

Y hacerlo en la hermosa Barcelona, en un entorno de sueño y acompañados con algunas de las más rutilantes estrellas del momento es algo que aprovechan encantados. Un estímulo único para su desarrollo y otra lección inolvidable que nunca olvidarán.

Porque las parejas participantes son siempre bailarines principales de las mejores compañías y que francamente una se pregunta cómo el equipo de Ibstage consigue reunir en Barcelona año tras año, sorprendiendo al público que ni en sueños podría imaginar tal hazaña. Dudo que se repita en otra parte del mundo, ni en las ciudades y teatros más balletómanos. 

Kimin Kim en Diana y Acteon. Foto: Josep Guindo
Además si ya hay algunos bailarines "fieles" que hemos encontrado en varias ocasiones, como en esta edición la maravillosa Evgenia Obraztsova o nuestro fantástico Gonzalo García, siempre se añaden grandes estrellas que se suman a la espectacular lista Ibstage: Kimin Kim, Anastasia Limenko, Tiler Peck.... ¡¡madre mía!!

El programa fue casi el mismo en las dos noches. Sólo los ya mencionados dos pasos a dos distintos de Alba y Alexandre y la participación de Iratxe Ansa e Igor Bacovich el viernes con una pieza de corte contemporáneo A Point of Clarity, coreografiada por ellos mismos. Iratxe, colaboradora de Ibstage en otras ediciones, es conocida nuestra de su época de la CND, la recordamos como "chelo" en el precioso paso a dos de Multiplicidad, formas de silencio y vacío de Nacho Duato y en muchas otras piezas de la mejor época del coreógrafo valenciano. 

El sábado, en lugar de Iratxe e Igor, dos jóvenes bailarines del Royal Ballet, Teo Dubreuil y David Donnelly, bailaron un precioso paso a dos de Within the Golden Hour de Christopher Wheeldon. Maravillosamente bailado, supuso un gran placer volver a verlo, ya que el ballet completo lo disfrutamos en el Chatellet de París hace unos cuatro veranos con el Ballet de San Francisco invitado en aquella ocasión para los Étés de la Danse. La danza fluida y elegante de ambos encajó como un guante reflejando un estilo neoclásico de uno de los mejores coreógrafos actuales. Un gran acierto incluirlo. Destacar la presencia entre el público del director del Royal Ballet, Kevin O'Hare.

Tiler Peck en Stars and Stripes.
Foto: Josep Guindo
Respecto a las intervenciones que repitieron ambas noches, encontramos a Rebecca Storani, antigua alumna Ibstage que ganó el OWPD bailando en una gala con Vadim Muntagirov el exigente y espectacular paso a dos de Flammes de París. Conocida pues del público que ya se ha convertido en fiel seguidor suyo, no solo por su gran técnica y simpatía en escena, si no que también por su innato carisma. Rebecca compartió paso en esta ocasión con el espectacular Igor Tsvirko, Bailarín Principal del Teatro Bolshoi. Oh là là, quelles Flammes!! Virtuosismo a raudales, diversas versiones de pirouettes a cual más espectacular, equilibrios, saltos alucinantes, ellos empezaron a caldear el ambiente y el público respondió entusiasmado.

Con Raymonda llegó un ejercicio de estilo al más alto nivel. Kenya Ovsyanick, Bailarina Principal del Staatsballet de Berlín, majestuosa y elegante en este grand pas, hizo gala de una seguridad apabullante con unas puntas de acero clavadas al linóleo sin la más mínima vacilación y sin moverse una pulgada. Muy bonita ejecución en el solo de "la claque", la bailarina se lució acompañada por el Bailarín Principal del Washington Ballet, Brooklyn Mack.

Diana y Acteón volvió a hacer subir la adrenalina entre el público para acabar la primera parte de la función. Anastasia Limenko, Bailarina Principal del Stanilavsky Theater y Kimin Kim, Bailarín Principal del Mariinsky Theater, nos ofrecieron en este vistoso y virtuoso Paso a Dos, una demostración de la más alta técnica. Se les esperaba con ganas ya que su fama les precedía, sobre todo a él y ciertamente no defraudaron. Además Anastasia desborda simpatía en escena y Kimin no cesa de sorprendernos con sus prodigiosos saltos. Espectaculares juntos y por separado nos fuimos al descanso con un muy buen sabor de boca deseando que se re-emprendiera el espectáculo.


Anastasia Limenko. Diana y Acteon. Foto: Josep Guindo

Y lo hizo con La Fille du Pharaone. Evgenia Obraztsova y Semyon Chudin ambos Bailarines Principales del Bolshoi Theater, magníficos ambos. Ella ya conocida nuestra gracias a Ibstage es una bailarina muy querida y admirada. A su dulzura y elegancia que la hacen idónea para los grandes roles románticos  une una técnica brillante sabiamente administrada donde cada paso, cada movimiento, cada expresión, tiene un sentido. Es realmente una delicia ver a Evgenia en escena, emociona y trasciende de una forma inolvidable. Semyon por su parte es un bailarín espectacular, típico ejemplo de la gran compañía rusa, con un virtuosismo y una técnica que admiran y convencen.

Evgenia Obraztsova y Semyon Chudin en La Fille du
Pharaone. Foto: Josep Guindo 
Y antes de dar paso de nuevo a los jóvenes bailarines que cerraron la Gala con La Bella ya comentada, llegó el turno de Stars & Stripes con Tiler Peck y Gonzalo García, también Bailarines Principales, ellos en el New York City Ballet.  Esta dinámica coreografía de Balanchine se muestra en todo su esplendor con los fantásticos Tiler y Gonzalo. Se trata de una pieza típica americana, "oliendo" a patriotismo pero que sin embargo es totalmente reconocible como una exuberante demostración del más exigente ballet. Dividida en cuatro partes, la que se suele ver en Galas y que vimos nosotros en forma de paso a dos, es la cuarta, creada bajo la música de John Philippe Sousa orquestada por Hershy Kay con las marchas "Liberty Bell" y "El Capitán". Gonzalo y Tiler, Tiler y Gonzalo ¡vaya pareja y vaya solistas! vaya lujo tenerles en Barcelona bailando Balanchine para nosotros. Una coreografía super rápida, espectacular y exigente que sin embargo ambos bailarines parecía que realizaban sin apenas esfuerzo, disfrutándola al máximo, superándose en cada aparición. 

Otra vez Barcelona pudo disfrutar de unas grandes funciones del mejor ballet tras tres semanas intensas dedicadas a este arte en el Institut del Teatre. Los comentarios de los jóvenes asistentes, todos sin excepción sea cual sea su procedencia, que se sienten fantásticamente bien arropados por todo el equipo, las familias tranquilas sabiendo que se les cuida en todos los sentidos. 

Alba Nadal y Alezander Bozinoff. Foto: Josep Guindo
Un equipo Ibstage elegante, abierto y transparente donde todos los amantes de este arte tienen cabida, atendiendo a todo el mundo de forma exquisita y cordial, facilitando cuanta información se les demanda de forma muy profesional. Un placer, un auténtico placer.

En el programa, unas palabras para la Sra. Cristina Suqué que brindó su apoyo a Ibstage desde el inicio. La Sra. Suqué y yo misma aún sin conocernos, formábamos desde hace años una especie de tándem con nuestras cartas a los periódicos. Ella publicaba una y yo, no pudiendo estar más de acuerdo, la respondía con otra, y viceversa. Cuando nos conocimos, gracias a que su hija Virginia García nos presentó, comentamos divertidas esta anécdota. No la traté mucho, pero coincidimos en varias ocasiones y siempre sentí por ella un gran afecto. Compartíamos una pasión que defendíamos con ahínco. Sirvan estas líneas como recuerdo hacia su persona y mensaje de ánimo a Virginia, a toda la familia y al equipo de Ibstage por tan sensible pérdida.


La edición Ibstage de 2017 premió a los siguientes bailarines: Sierra Armstrong: OWPD Prix. Bailará en la próxima edición con un Bailarín Principal. Elisabeth Tonev Pau Pujol: junior OWPD. Bailarán juntos en las Galas un paso a dos contemporáneo o neoclásico. Otros premiados : Gilles Delellio y Abbey Marrison. Becas Ibstage.  

Todo el equipo Ibstage, con Xiomara y Elías al frente,
los artistas invitados y los alumnos en el saludo final.
Foto: Josep Guindo

Ibstage 2017 ha finalizado y ya se está preparando la edición 2018, pero antes nos espera la feliz noticia de la puesta en marcha del Ballet de Catalunya que está previsto presentar en Octubre y que todos esperamos muy ilusionados. 

Su página web Catalunya Ballet ya está lista y promete. También una campaña de crowdfunding está en marcha y desde aquí animamos a todos a participar, visiten esta página. Toda ayuda es bienvenida y cuenta además con ventajas fiscales que suponen un importante retorno de la cantidad aportada al hacer la declaración de la renta. Nos lo merecemos. Ahora sí se tiene que conseguir, está también en nuestras manos lograrlo.